Los coches clásicos son sin duda uno de los productos que más se ha revalorizado en estos últimos diez años. Hasta más del 400%. Desde hace más de diez años los coches clásicos mueven cifras astronómicas alrededor del mundo y en España incluso existen fondos de inversión en automóviles siendo los Porsche, los Ferrari y los Mercedes los más valorados. Sigue leyendo para conocer las principales razones para invertir en coches clásicos.

Razones para invertir en coches clásicos

Algunas personas invierten en cuadros, otras en sellos, otras en instalaciones u obras modernas que conocen las personas de la élite, otras prefieren hacerlo en vinos, otras en terrenos e incluso hay quien invierte en purasangres o en lingotes de oro. En este caso hablamos de las inversiones en coches clásicos, los que vendrán a ser los futuros iconos que se revalorizarán en el futuro y ya se están revalorizando cada día desde el día de su adquisición (al contrario de lo que sucede con los coches recién sacados de concesionario).

Además de, por supuesto, el amor por este tipo de vehículos y la mitomanía, sin duda invertir en estos coches o piezas de colección puede llegar a ser una jugada maestra económica o financieramente hablando. Este tipo de inversiones se sitúan totalmente al margen de las crisis y las burbujas inmobiliarias y no han dejado de subir en los últimos años.

Se trata sin duda de una gran oportunidad de negocio en la que invertir para obtener una buena rentabilidad. En primer lugar cabe reseñar que se trata de un valor totalmente tangible que además de poderse tocar, como bromean sus inversores, “también se puede conducir”.

Para muchas personas es complicado decidirse a invertir en la actualidad porque todas las inversiones les parecen muy complejas e incluso abstractas con lo que no se atreven a invertir en cosas que no ven pero invertir en un coche les parece por ejemplo una muy buena opción ya que les va a permitir ver dónde están colocando su capital. Es por todo ello que el componente emocional es sin duda un gran punto a favor a la hora de invertir en cualquier tipo de coche clásico. La mayoría de personas que se deciden a hacer este tipo de inversiones recuerdan que son los coches de sus padres, de sus abuelos o los grandes coches con los que siempre soñaban despiertos cuando no eran más que unos niños y se sienten realmente emocionados al poder conducirlos.

A principios de los años 90 llegó el comienzo de la búsqueda y adquisición de coches históricos a España. Actualmente, tras algunos años de duda pero sin caídas destacables, se trata de un sector que continúa al alza dando beneficios a sus inversores. Se trata como ya hemos indicado antes de inversiones muy rentables que rozan hasta el veinte por ciento, por ejemplo, para inversiones desde los 20000 euros.

A este tipo de inversiones en coches clásicos se les denomina también inversiones pasionales porque encuentran en el disfrute y la pasión personal por los objetos que se adquieren un punto muy importante y también la primera causa de adquisición. Tener uno de estos vehículos en el garaje, como nos aconsejan desde Beneluxcar.es produce unas sensaciones increíbles para las personas que se deciden a invertir en ello pero es que además los compradores también tienen en contra el potencial de estas inversiones y como estos vehículos verán su valor incrementado en muy poco tiempo.

Además este tipo de inversiones también mejoran el estatus social de los inversores y les sirven para entrar en comunidades muy exclusivas con ideas parecidas y con opción de diversificar al máximo todas sus inversiones. Sin duda son unas de las mejores opciones para invertir si cuentas con una renta alta, así como también existen otras inversiones pasionales interesantes como el vino o el arte.

Aunque estas dos últimas también se han incrementado al alza en los últimos tiempos, cabe destacar que los coches clásicos continúan siendo la inversión más interesante con un aumento del 467 por ciento, mientras que el de los vinos ha sido del 245 por ciento y el del arte de 205 por ciento.